La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

Mentiras


Anoche una mujer durmió en mi cama
oscuridad volando, la luna por cobijo
mientras mi espejo ilumino su cara

asi se fueron pasando las horas deshojadas
de primavera al verano bajo duraznos de almohada
del otoño al invierno mientras el adios hacía su llegada


Dr. Victor von Niebla 
Hasta el fondo la Victoria

0 comentarios: