La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

30 no more




Antes que el sol se apague
y la luz que veo siga su camino
sin rumbo por las autopistas
de los misterios universales

He de dar al viento un regalo:
pegadito a mi aliento
he de volverme humo
y no descansaré hasta que sea
la ceniza que manchando esta tu boca

Victor von Niebla
Hasta el fondo la Victoria