La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

30 no more!



A la mayoría se les educa
a otros nos tocó ser amaestrados
nos escondieron los dulces
y de varias formas se burlaron
nos pusieron apodos 
nos rayaron los cuadernos
y a cinturón de cuero en casa
la autoridad nos enseñaron

Que chingados algo de cariño
educar es por la buena
amaestrar es lo contrario
la soledad fue mi amiga
por consuelo, de golpes un rosario

Del abandono, nos toca el anhelado abrazo
endulzando con lágrimas las hieles del destino
la impotencia es de la garganta un lazo
y la institución sin cuidar de la familia

Dr. Victor von Niebla
Hasta el Fondo la Victoria