La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

Sonecto


al menos santo de todos los inocentes



al menos santo de todos los inocentes
a buscarle fueron donde su casa
con estrépito de cruz, siete gentes
con martillo en la voz tres damas

En su bolsillo diez monedas acompañan
siete para ofrendarlas a cada deseo
una para la dama de laureles coronada
dos para una de las mujeres que acudieron

Ante de la riqueza el brillo, calma resonante
pensando si dar a alguna la paga enetera
sería mejor que volver de solo-vino caminante

y el inocente vuelto sal, dicen que aún espera
se fueron los laureles y tambien las dos damas
las monedas del deseo aún con sello de seda


Dr. Victor von Niebla 
Hasta el fondo la Victoria

0 comentarios: