La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

Ocho Venado






He de abrir mis anchas alas
acercarme al sol es mi meta
sin caer, pues no están enceradas,
hasta el infinito sin voltear atras
pues encarnadas las traigo pegadas


Dr. Victor von Niebla
hasta el fondo la victoria

3 comentarios:

María dijo...

Yo también he tenido mi vida complicada y empiezo de nuevo a recobrar el aliento.
Gracias por tu visita que siempre espero como caricia para mis palabras.

Con las alas abiertas, si te acercas al sol, recuerda que quema... y una hermosas alas son muy costosas de poseer.
No la pierdas, Víctor.
Mi beso.

Dr. Victor von Niebla dijo...

Gracias maria, es una buena reflexión.. es cierto.. tengo que cuidar mis alas! UN abrazo y nos seguimos viendo!

Dr. Victor von Niebla dijo...

:)