La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

La Rueca de Penélope




Estoy acá sentada, cual Penélope hilandos olvido
Esperando que me llene la vida, harta de caminos
Esperando, esperándome: a tu imágen o tu al hastío
de la rivera del ayer recojo tan solo el limo

Sintiendo o sintiéndome, sin tí y con alivio
Rompiendo y rompiéndome en un dos por tres
Estoy en el silencio en la antesala del destino
Ese silencio tan tuyo,....¿cómo lo ves, amor mío?


Dr. Victor von Niebla
Lidia La Escriba
Hasta el fondo la Victoria

3 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

me gustó tu verso
Felicitaciones

un abrazo desde Chile con chile ;)

Dr. Victor von Niebla dijo...

Muchas gracias e lisa... Son versos escritos entre una compañera a poeta chilena y tu servidor. Hay varios en el blog bajo el tag de aportaciones.... Un abrazo

Anónimo dijo...

Que exquisito manjar logra con sus palabras!