La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

El Niño en Mi



hay un niño tan acostumbrado a mi
que juega a los dados cuando no lo veo
que escribe dibujos a crayón sobre el suelo
sin lágrimas llora siempre sus desvelos
que duerme su siesta si es que leo,
corre despierto acomodando el sueño
como jugando a la vigilia cuando duermo

hay un niño tan acostumbrado a mi
que solo yo le he sabido decir te quiero
que le da igual entre aquello y esto
que escribe cuando callado grito
que dice tortilla cuando pienso queso
que sin pudor se agarra el pito
pero nada sabe sobre el sexo

hay un niño tan acostumbrado a mi
que se esconde en mi izquierdo costado
que cuando el miedo, se pone a rabiar
para volar busca las plumas de su mejor lado
que cambia cuando no tiene que cambiar
¿Quién si no yo tiene para cuidarlo?
tan acostumbrado a mi que no me deja
y no tengo un lugar en donde dejarlo


Dr. Victor von Niebla
Hasta el fondo la Victoria