La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

Adios Muchachos


Xipetotec, 4-Acatl
blame it on my youth, but not my heart
Eden Atwood


He volteado mi cara cuando me dieron la mano
y en otras hasta del brazo me he colgado
con mayúscula he escrito destino
sin quererlo, al hablar he ofendido

Me he alejado por culpa de mis ánimos
de amigos mantengo lejos algunos hábitos
he ayudado hasta donde he podido,
por no saber, no se me da eso del cariño

Nunca amé, ni te lo pido de rodillas
corazón que duele, un engaño por letrilla
hombre a medias sin futuro ni camino 
niño ciego entre gente buscando abrigo

Nunca supe hablar de amor con las sirenas
ni como de flor en flor ir deshaciendo las penas
tampoco merecido tengo lo que busco
por vivir, sencillamente respiro. Triste luzco.


Dr. Victor von Niebla
hasta el fondo la victoria