La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

Ocho Venado




Cuando el venado canta allá a lo lejos
atento debes ir de las señales
echa en saco roto lo que frunza el ceño
abre tu corazón sin pedernales

Entrégate a la vida y sus misterios
confíale al abuelo los malestares
deja al agua curarte las miserias
en el viento guarda tus mentares

Cuando el venado canta allá a lo lejos
ofrenda de tu ser lo mas sagrado
cierra los ojos, se los cuatro vientos
fluye aunque el ánimo sientas cansado


Dr. Victor von Niebla
Hasta el fondo la Victoria

3 comentarios:

nahui olin dijo...

Abres la dimensión de algo que parecería lejano pero que acercas; sublimas la experincie abrumadora que late hasta el infinito...

María dijo...

Magnífico poema.
Es como sumergirse en una de esas historias ancestrales que siempre nos cautivan.
Un beso.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.