La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

Lo que llevamos es pa'l camino, pa' nosotros nada


Ocho Venado



Levántate y mirate las manos
Víctor Jara

Paso delante del espejo ¿quién?
Pita



Es tiempo ya de volver al propio elemento
consolidando el imperio, espíritu sube al trono
detenerle al destino sus dentado rodamento
las ideas pasarlas por un filtro en cono

Es tiempo ya de mirarnos con cuidado las manos
con azúcar afilar las uñas, de miel encerar la espada
de limar las asperezas de los bordes y los lados
en el olvido pasados de espaldas agazapadas

Es tiempo: sin ojos, recorreremos el mundo a palmos
en mate nos convidará la madre el sabor terrestre
el corazón abierto galopando sobre nuevos cascos
abriendo con los brazos el camino de la mente.



Dr. Victor von Niebla
Hasta el fondo la Victoria

ay Si Pudiera




escapar al diario de los días,
ay si pudiera negar la realidad
escapar a los circulos de fantasia
por encima del bien o el mal

ay ser joven sin evocar nueva cuenta
ay si pudiera perderme en estrofas
agotadas por himnos con su necedad
volviendo al camino donde viejas loas

ay si pudiera perderme en el infierno,
ay si pudiera dejar delamentarme,
ay si pudiera mi costado no perderte
ay si pudiera el barro calentar inviernos

ay si todo pudiera, que estaría haciendo?
que tesoro buscaria en nuevas tierras?
buscaría profundo querer, el rojo verbo,
que su fuego pisado ha estado por las eras?

dejaría en libertad al peor de mis amores:
la bella estructura de los rostros del maniana,
el amante que aparece al oriente de las camas.


Dr. Victor von Niebla
Lidia La Escriba
Hasta el fondo la Victoria