La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

Contenidos y Reflexiones, de Pita Macías


Hablamos de conciencia y de transformación, de contradicciones y lucha, desde lo que somos, lo que pensamos y lo que hacemos… Todo el tiempo cambiando, intentando, repensando y re-pensándonos; nuestros contextos, nuestros conceptos, nuestras prácticas…  analizadas,  sintetizadas y confrontadas.
La realidad de nuestros Méxicos arraigados en lo distinto de los contextos de los que proceden nuestros quehaceres, desde las raíces del árbol social: las fuerzas y medios de producción, lo económico y los recursos de los pueblos amenazados por el acaparamiento y la explotación en la lógica capitalista; pasando por el tronco, la estructura que cambia y se reinventa y por tantas “instituciones que matan el alma” (Juan Luis Hernández); el escenario de nuestros Méxicos visible en el entramado cultural, el follaje ideológico y diverso plagado por la “kakistrocracia” y las implicaciones de la migración. 
Árboles sociales talados y mutilados, prácticas de liderazgo creativas para reforestar, comprometidas… entonces una posición, al tiempo que una contradicción otra vez, porque aún al pie del árbol a ratos ni lo miramos… ¿cómo facilitar el proceso, partir desde las necesidades del árbol e incluir a los otros en la reforestación? Problematización, autocrítica, formarnos en el camino…
Árboles sociales de los Méxicos que vivimos en el bosque del mundo globalizado y entonces los Objetivos del Milenio: Organización de las Naciones Unidas frente a políticas de Estado o trabajo que se pretende hacer desde las Organizaciones no Gubernamentales ¿Qué retomar? ¿Desde dónde están planteados? ¿Qué se esta haciendo y qué no? y sobre todo ¿cómo  se esta haciendo?...
Proyectarnos: soñar y plasmarlo, qué queremos, en qué creemos y un poco de inspiración, de los otros, de las experiencias y cómo se va integrando en nosotros…
Luego las coherencias e incoherencias, en dónde están los nudos críticos de esta relación: práctica, contexto y concepto; quehacer, árbol social y posición: sistema político-económico, cultura, forma de aproximarnos… educación, economía o desigualdad y violencia…
Y entonces una propuesta transversal para aproximarnos:
Educación Popular, educación para la liberación y la transformación… Paulo Freire, Brasil, la palabra generadora y alfabetización, compromiso ético y político: una concepción dialéctica… históricamente: desde la propuesta de la Teología de la Liberación. 
Freire hace una propuesta metodológica para pensar, es decir desde un nivel crítico de la realidad.  Se opone a lo que él mismo llama “educación bancaria”, es decir, una asimilación pasiva del conocimiento para pronunciarse a favor de la intencionalidad de los procesos y la construcción del conocimiento, así partimos de la realidad, es decir de la práctica, del concepto o del contexto, para analizarla, teorizarla, profundizarla y volver a una nueva práctica transformadora, así ésta se vuelve en nuestro nuevo punto de partida de modo de que el proceso es continuo, dinámico…
Los cuatro pilares de la Educación Popular: el epistemológico, es decir, el modo en el que aprendemos, desde lo inseparable y la relación complementaria de la práctica y la teoría; el pedagógico, que implica el diálogo, el proceso y la participación, generar relaciones democráticas entre el educador y el educando;  el ético, una posición frente a la realidad, “a favor de quién se educa y en consecuencia, en contra de quién” y el político, desde los excluidos del sistema, para todos; nos presentan una síntesis del enfoque atravesados por la coherencia y yendo siempre de la práctica a la teoría…
Reconociéndonos sujetos de la historia y de nuestra historia… la educación popular es una forma de aproximarnos a la realidad, un enfoque, una posición, hasta un estilo de vida.
***
Para ir aterrizando: construcción de agenda de liderazgo, compartiendo la experiencia del ser líder con Juan Luis Hernández de la Universidad Iberoamericana, leyendo la realidad social mexicana desde la ética cristiana y lo poco coherentes que es la religión e iglesia… Desde aquí el liderazgo con base en la preocupación por el entorno, se convierte en un animador social en contra de la desigualdad y la violencia… Sugerencias en lo concreto: leer los periódicos y ejercer la ciudadanía presionando a las autoridades; fortalecer las redes de comercio justo en nuestras localidades; aprender a ceder para pasar de la violencia a la construcción del diálogo.
Volviendo a nuestras prácticas… tenemos una gran tarea en la elaboración de nuestros proyectos, estructurándolos y para que su aplicación sea cada vez más tangible, compartiendo la experiencia de Ann Marie de GSL: nos sumergimos en los números, los presupuestos, lo que necesitamos y lo que ya tenemos en un ejercicio de valoración a partir de un elemento que no es más que una convención: el dinero.
Pisando tierra… haciendo nuestros proyectos, integrando lo aprendido, agradecidos y agradecidas por el compartir… primera semana: completada!



Pita

1 comentarios:

lidia dijo...

palabras,palabras, adoctrinario de internet,revolucionarios de internet,y las realidades,mi amigo, no son solo de tu país,aca matan gente, y nadie se preocupa en investigar...ya hace mucho,quisimos cambiar el mundo,la utopia, y asi nos fue,seria necesario,poner el cuerpo,digo, salir a la calle a pedir, lo que nos corresponde, si un pais es nuetros,vayamos a pedir un pedazo ....me encanto como escribis,fluido y claro,sencillo y sin mucha vuelta,asi de directo sos
gracias por comentar!
lidia-la escriba