La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

Las Noches a mi Lado


... es preciso decir una mentira
José Alfredo Jiménez



Se que no le importa, aún siendo de madrugada
mis manos vienen a compartir su sueño
universo que va del cuarto a la almohada
al mirarnos frente a frente cual espejo

en la misma melodía de soledad nos curamos
y es un vaivén, dulces azahares de naranja,
una vuelta entera, da capo, un revés sin cuadro
la noche entera al ritmo de mi tacto su manzana

y no hay clímax que la agote aún llegada la mañana
ni cárcel perfumada cuando entona su talego
entregados a dos voces vencido por el sueño
mi mano a su cintura, desnuda mi guitarra.

Dr. Victor von Niebla
Hasta el fondo la Victoria

0 comentarios: