La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

Cuando No Sucede el Amor


agonizan con sus crestas mirando amanecidos
Cynthia





Cuando nos sucede el amor de madrugada
celosa la luna se esconde tras su celeste alcoba
con polvo de estrellas manda mil hadas
a quemar los pendientes del pudor y de las modas

Cuando nos sucede el amor durante la mañana
el despertador presto va recorriendo sus horas
dejando al tiempo conspirar en contra de la calma
ácidas ganas de dulce ansiedad que el día decolora

Cuando no sucede el amor, y no se alcanza
el óxido del olvido aflojando va todas las penas
del gris mas neutro nos colorea toda la casa
y no hay lágrimas que revertir lo hecho puedan

Cuando no sucede el amor, el corazón se cansa
necesario es verterlo a gritos por la ventana
esperar a serenar la paciencia donde la cama
y prenderle otra velita a la esperanza

Dr. Victor von Niebla
hasta el fondo la victoria


2 comentarios:

Transformaciones Poéticas dijo...

Que bien maquillaste las idas y venidas, los son y no son o serán o fueron, lo nada y lo todo... gracias amigo por tu inspiración por tu eco y tu gran corazón...


cariños
te quiero mucho.
:)

Poetiza dijo...

Un gusto leerte, lindo poema y claro, siempre hay que prenderle una velita a la esperanza. Besos, cuidate.