La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

Plomerías


No entiendo corazón cómo no estás cansado
cómo el avatar cotidiano no te ha vencido
cómo la frivolidad moderna te ha congelado
tornandote suavemente en un desconocido



Dr. Victor von Niebla
Hasta el fondo la Victoria

3 comentarios:

©Claudia Isabel dijo...

me hago el mismo cuestionamiento, cada día, al escribir, y sigo con el mismo latir
Un abrazo

santiago dijo...

el corazón a veces juega malas pasadas
Un saludo y un placer leerte

•*♣*Angélica*♣*• dijo...

Siempre hay un minuto para recordar a las personas que son importantes en nuestras vidas y que a pesar de las distancias u ocupaciones están presentes en nuestro corazón... Este minuto te lo dedico a ti. Bendiciones y un abrazo enorme.