La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

De mi Mano a tu Talle


a AM


Blanco y negro en cuchara bien revueltos
sensación que al calor siempre repara
vals, un, dos, tres, acercamiento lento
tu talle y mi mano a una nota del encuentro

Un, dos, tres, al compás de la ausencia
desnudo que el olvido usa por traje
paisaje que tras escote descubre su elegancia
una mano al aire, la otra pegadita va a tu talle

Dr. Victor von Niebla
hasta el fondo la victoria

1 comentarios:

andrea moreno dijo...

Talvez si soy totalmente anacrónica...o tal vez una romántica empedernida...lo cierto es que en esta ocasíón me transportaste a todas esas películas de las que soy fanática, en donde la seducción y el enamoramiento eran elegantes, misterosos, emocionantes y te hacían latir el corazón fuerte muy fuerte como si fuera a brotarte del pecho. Toavía soy esa clase de mujer...una rosa...una carta...una serenata...un beso en la mano.
Te mando un abrazo. Tu amiga: Andy