La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

Los Folios del Destino



A Carlos Marín por la idea.

Se acabaron toditas las mentiras
los engaños ya no sirven pa' jalar
a puro aire te mantiene la pinche vida:
al final del camino un cajero tiene ya

Si nomas por dormir el asunto queda
a wilson que a diario me daba mi jeta
pero ésta cabecita por soñar sueña:
sueños que se pierden en la gleba

Abrir los ojos, no hay cosas nuevas
el pesado sentido de una triste realidad
dos o tres canciones disque autenticas:
mil y un variaciones del fenómeno local

Vida, malquerida puta que cambio no trae
Pecado y Acción sin ti se van de juerga
viento a bocajarro se traga la vereda:
instalarme en el delirio ojalá pudiera

II
Tonto corazón, ya no quiere funcionar
no hay quien echarle marcha pueda
sangrita que la espera pone a coagular
oxido del olvido y de su arena nada mas.

III
Tonto corazón que el diario avejenta
culpable de lo que soy, a ciencia cierta,
motorcito inestable descompuesto por edad
plato roto que cargaron sin aviso a mi cuenta



Dr. Victor von Niebla
hasta el fondo la victoria