La fruta que le falta a la piñata

Santuario de poesía que rinde culto al Genio del Lenguaje nacida en las inmediaciones de las tardes. Si te interesa compartir alguno de los post aqui publicados puedes usar los botones de redes sociales (twitter, Google Buzz, Facebook)para mandarlos automaticamente a tu servicio de red social que escojas. No olvides comentar, para bien o para mal.

Otro mas sin título y Nuestro Viernes


Este esta tierno y me ahorro la historia para evitar dar explicaciones. Pero me gusta. La otra era un intento de cancion de protesta pero creo que asi se quedo, en el intento.


Tu y yo algún día volveremos juntos
y sencillamente no diremos nada
con buena ortografía, después del punto
una mayúscula nos dará tonada.

Para mirar cantando, de madrugada,
la vuelta al nido de la oscura ave
que es heraldo o esperanza alada
que el buen Eros le ha pedido a Marte

y un abrazo olvidará al olvido
y de las manos comerá la memoria;
pero ciego, lo único que pido:

Saciar las ansias hasta quedarnos hartos
y que la fría arena nos de cobijo
para el beso que olvidamos en Vallarta.

Nuestro Viernes

Rompa la cuerda el silencio
nadie la quiere escuchar
sigue la huella del viento
de aquella triste cuidad
donde el futuro se ha muerto
de hambre y de soledad
y por desiertos de ideas
nadie nos viene a salvar.

y es que no, ni no,
el que sabe no quiere enseñar,
no, no, no
se han robado donde trabajar
no, no, no
¿por qué nada parece importar?

Sólo nos queda el lamento
de lo que pudo pasar
dirijo mi voz al concierto
- nadie nos ha de olvidar -
pues de lo que hoy me arrepiento
¿mañana abrá de cambiar?

y es que hoy, hoy hoy
han subido la leche y el pan
hoy, hoy, hoy
los dormidos dejan de soñar
hoy, hoy,hoy
quien no tiene jamás ganará
hoy, hoy, hoy
este mundo quiere otra verdad
hoy, hoy, hoy
nuestro viernes jamás llegará.


Hasta el fondo la victoria
Dr. Victor von Niebla

0 comentarios: